Incidentes Violentos en Defensa Personal


Resolviendo el Incidente

 

Desde el momento en que percibes, a través de tus sentidos, que ha ocurrido algo que puede hacer peligrar tu bienestar personal y el de las personas a tu alrededor, surge una cadena completa de reacciones y etapas. En primer lugar, debes estar consciente de la naturaleza general del peligro al que te enfrentas como resultado del incidente. Entonces podrás definir correctamente al riesgo, escoger una de varias maneras de actuar, llevar a cabo la manera de actuar seleccionada y, finalmente, proceder de acuerdo a la nueva situación creada como resultado de la iniciativa que emprendiste.

 

Evaluación de la situación

Si el ataque te toma completamente por sorpresa, actuarás refleja e intuitivamente. Rápidamente utiliza reacciones y comportamientos adquiridos durante tu entrenamiento en el Krav Maga y el curso de tu vida. Ya que las decisiones de este tipo por lo general se efectúan a nivel subconsciente, es más dificil que dirijas tus acciones y las controles (conscientemente) en una ocasión real. Por consiguiente, una parte considerable de tu entrenamiento está dedicada a asimilar patrones de movimientos y compartamiento, para permitir que te enfrentes en forma refleja, intuitiva y sin titubeos, a ataques sorpresivos.

Por otro lado, si no te atacan por sorpresa y tienes tiempo suficiente para considerar tus movimientos y decidir conscientemente cómo maniobrar entre un rumbo de acción y otro, se aconseja escoger una de las siguientes medidas, presentadas aquí en orden descendiente de preferencia:

  • Busca la forma de evitar entrar en la zona de peligro. Si es posible, en la mayoría de los casos es preferible simplemente no entrar en una confrontación, no acercarte a la zona de peligro donde esperas que puede surgir un encuentro violento.
  • Huye del lugar. Si ya estás involucrado en una confrontación violenta, busca una forma para llevar a cabo una retirada planeada y controlada del lugar antes de que recibas una lesión de gravedad. Como se sugiere sabiamente en el Antiguo Testamento (en el Libro de los Proverbios): “… y antes que se encienda la llama de la disputa, aléjate”. Mientras te retiras, considera cuidadosamente tus movimientos para evitar una lesión.Incluso en medio de una pelea, si estás en verdadero peligro, se aconseja huir del lugar tan rápido como sea posible, si esto se puede realizar con seguridad. No se debe permitir que el orgullo personal o el deseo de jugar al papel de héroe sobrepase nuestro intinto de autopreservación y nuestra inteligencia natural. No existe vergüenza alguna en retirarse si después de considerar todos los factores pertinentes, tácticamente es la mejor opción.Nota: También debes considerar el hecho de que a veces las lesiones recibidas durante una retirada o inmediatamente después son incluso peores que las de la misma pelea (como caer desde un lugar elevado, lesionarse con un auto que pasa, dejar sola a una tercera persona que será atacada más severamente debido a tu ausencia, etc.) y actuar de acuerdo con ello.
  • Uso de objetos cotidianos encontrados en los alrededores: Si no puedes o no deseas abandonar la confrontación, trata de encontrar y usar un objeto cercano o algún artículo que lleves contigo como arma improvisada
  • Uso de tu cuerpo como un arma: Si no puedes encontrar un objeto que pueda mejorar tus oportunidades de supervivencia, o no tienes tiempo suficiente para encontrar el objeto, entonces usa “únicamente” tu cuerpo (¡y desde luego tu mente!) para defenderte y atacar. Este es el propósito principal del Krav Maga.

 


¿Interesado(a)?

¡Llámanos ahora!

☎ ⇨ 55 3281 6996 ⇦ ☎

o

¡CONTÁCTANOS!

Nos acomodamos siempre a tus necesidades. 
Explícanos tu objetivo y nosotros te ayudaremos a conseguirlo.