¿Qué es la defensa personal y cuál es su importancia?

Compartir en

En el mundo en cambio constante en que vivimos, la agitación social, política y económica puede crear entornos peligrosos de la noche a la mañana. Por ejemplo, una manifestación pacífica que se sale de control, con turbas iracundas que saquean y destruyen propiedad privada y golpean a todo el que se le ponga enfrente. 

Así, aprender defensa personal es importante hoy más que nunca ya que fomenta la seguridad individual y de las personas que nos rodean. Asimismo, practicar técnicas de autodefensa puede reforzar tu autoestima y la confianza en ti mism@ y, como añadido, te puede ayudar a mejorar tu forma física y ganar estabilidad emocional.

Sigue leyendo y descubre qué es la defensa personal, sus características fundamentales y principales beneficios.

¿Qué es la defensa personal? Definición y fundamento legal

Si quieres saber para qué sirve la defensa personal, primero debes conocer a qué nos referimos con este concepto. Una definición amplia sería:

La defensa personal es el conjunto de técnicas adquiridas y utilizadas por aquella persona que busca proteger su integridad, la de sus seres queridos o sus bienes ante diversos tipos de amenazas o agresiones. Estas habilidades se aprenden de manera progresiva y táctica, a fin de que dicha persona pueda desarrollar reflejos que le permitan impedir o repeler efectivamente el ataque​, ya sea en combate 1 a 1, en un ataque múltiple o incluso en uno armado. 

Como puedes ver, aprender defensa personal te ayuda a adquirir las herramientas necesarias para mantenerte a salvo de cualquier ataque al que te enfrentes, desde un ladrón que quiera despojarte de tus posesiones, o hasta algún actor nocivo que quiera herirte o humillarte a ti o a los tuyos. 

La defensa personal tiene fundamento legal, pues en las leyes y códigos penales de varios países está amparada bajo el término jurídico de legítima defensa.

Por ejemplo, el Código Penal Federal de México considera que alguien actúa en legítima defensa cuando “se repele una agresión real, actual o inminente… en protección de bienes jurídicos propios o ajenos, siempre que exista necesidad de la defensa y racionalidad de los medios empleados y no medie provocación dolosa suficiente e inmediata por parte del agredido o de la persona a quien se defiende” (Capítulo IV, Artículo 15 fracción IV). 

Así, la defensa personal civil es el tipo de legítima defensa más comúnmente aplicada en contextos urbanos, pues es un tipo de defensa que busca repeler los ataques y evitar la confrontación. Y si se llega a utilizar, el ciudadano está en su derecho de usar los recursos a su alcance para salir ileso de cualquier situación que atente contra su persona.

Respaldados por el marco legal y con base en las necesidades de salvaguarda actuales, hoy en día han surgido sistemas de defensa personal como el Krav Maga que combinan movimientos de deportes de contacto (como lucha) con habilidades militares y de diversas artes marciales con un objetivo primordial: proteger la integridad física y evitar el peligro.

<< Aprende qué es el Krav Maga y su historia >>

Fundamentos y características de la defensa personal

Cuando se habla de qué es la defensa personal hay que dejar en claro que la razón de ser de estas técnicas nunca será destruir al atacante o la amenaza potencial.

En primer lugar, se entrena para aprender a evitar la confrontación. Y si no es posible evitarla, en segundo lugar se busca a controlar y, por último, escapar de una situación peligrosa, minimizando las lesiones tanto propias como de las otras partes implicadas. 

características de la defensa personal

Sin embargo, en situaciones donde exista una diferencia significativa de tamaño o fuerza con el atacante, la persona que utiliza técnicas de defensa personal deberá de estar preparad@ para infligir dolor o lesiones a fin de crear la oportunidad de escapar. 

Tomando en cuenta todo esto, las técnicas de defensa personal siguen estos principios:

  1. Practicar defensa personal no significa que tengas que vencer a tu adversario. Las técnicas físicas sólo sirven hasta cierto punto. Si repeles la agresión y evitas convertirte en víctima al escapar del ataque, la victoria será tuya… siempre. 
  2. Aprender defensa personal es reconocer y evitar las situaciones potencialmente violentas antes de que se produzcan. El verdadero entrenamiento de defensa personal te enseña a usar el cerebro, antes que a dar golpes o patadas. Evitar caer en una trampa o usar tácticas de dilación o distracción para encontrar vías de escape cuando estés acorralad@ son tus mejores herramientas de supervivencia.
  3. Si el peligro es inminente, minimiza el riesgo de lesiones. Si no es posible la evasión, tu primera línea de defensa será desescalar y reducir la tensión antes de llegar a la fase de ataque físico pues cualquier pelea inevitablemente conducirá a lesiones. Así, la defensa personal a veces también implica rendirse y cooperar (“el dinero o la vida” no debería ser una decisión difícil). Hablar con voz calmada y firme también puede ayudarte a convencer a la parte agresora de que en realidad tampoco quiere que las cosas se le vayan de las manos. 
  4. A mayor distancia del agresor, mayor seguridad. Otra herramienta para desescalar la situación es la separación. Simple proporcionalidad inversa: entre más aumenta la distancia entre los posibles combatientes, la intensidad del conflicto tiende a disminuir. 
  5. Mantén el control. Otras claves para reducir el nivel de confrontación son el autocontrol y la contención física. En primer lugar, no te dejes ofuscar por la situación y mantén la calma. Pero si la parte agresora no se repliega, entonces serás tú quien deba aplicar técnicas para neutralizar la agresión como bloqueos, empujones o golpes tácticos (infligiendo dolor o lesiones) para neutralizar a uno o más atacantes.
  6. Si puedes escapar sin contraatacar, hazlo. Antes de pensar en golpear, practicar defensa personal te preparará para crear la oportunidad de escapar. Esto implica esquivar, evadir u otras tácticas para distraer para ganar tiempo, así como gritar o hacer gestos exagerados para llamar la atención tanto de potenciales testigos como de transeúntes que puedan ayudarte.
  7. Si la cosa se complica, contraataca de manera eficaz para reducir el riesgo. Si no queda más remedio que repeler la agresión, las técnicas de defensa personal más eficaces siempre serán los golpes para infligir dolor en zonas vulnerables (como las rodillas). Pero toma en cuenta que, si tu golpe no es efectivo para incapacitar a tu atacante o desalentar la persecución, podrías empeorar tu situación. En síntesis, el entrenamiento de defensa personal te ayudará a entender que el contraataque debe ser efectivo para crear la oportunidad de escapar, o si no será un desperdicio de energía y un riesgo innecesario. 

Beneficios de practicar defensa personal

Como vimos, las técnicas de defensa personal son de aplicación táctica y reactiva, y su entrenamiento permite a las personas desarrollar reflejos que les ayuden a anticiparse a la acción atacante del agresor.

Por eso, aprender defensa personal es un proceso que toma tiempo, determinación y constancia. Lo normal es sentir incomodidad al empezar un programa de entrenamiento, como dolor de músculos atrofiados y cansancio debido a la repetición de movimientos. 

Beneficios de practicar defensa personal

Pero una vez que has tomado la decisión de practicar defensa personal, con el tiempo te irás familiarizando con estas sensaciones y podrás adaptar las respuestas automáticas de tu cuerpo para mejorar tu resiliencia (capacidad de respuesta ante la adversidad).

La resiliencia y el acondicionamiento físico del entrenamiento de defensa personal te ayudarán a estar preparad@ para sacarle ventaja al atacante. Así, luego de un tiempo sabrás dirigir tus golpes hacia puntos vitales o zafarte de un agarre, tal y como se enseña en las clases de defensa personal.

Por todo esto, aquí te damos 5 beneficios de aprender defensa personal:

1. La capacidad de defenderte a ti mism@ y a tus seres queridos  

Es el fin último de practicar defensa personal. 

Las técnicas de defensa personal preparan tu mente y tu cuerpo para responder a las amenazas contra tu seguridad o tu vida. Así, podrás tomar el control de cualquier situación de riesgo, desescalarla o desactivarla para protegerte a ti mismo y a los que te rodean. 

Al entrenar en escenarios de peligro real estarás consciente del peor de los casos, y sabrás manejar la presión estresante de un ataque o situación de supervivencia, activando los reflejos automáticos que has practicado y aumentando con ello tus probabilidades de supervivencia. 

2. Mejor salud física 

El entrenamiento de defensa personal es un gran ejercicio. Los movimientos y repeticiones de un sistema de autodefensa hacen que la sangre bombee y los pulmones trabajen, lo que conduce a un sistema cardiovascular más potente y eficiente. 

Además, practicar defensa personal activa todo el sistema músculo-esquelético, lo cual te puede llevar a un aumento en la resistencia y flexibilidad de músculos y articulaciones.

Y también, como resultado del entrenamiento regular el metabolismo se acelera, lo que muy probablemente conducirá a la pérdida de peso.

3. Un enfoque mental más agudo 

Aprender defensa personal no sólo te permitirá controlar tus movimientos y reflejos corporales, sino también te enseñará a tomar decisiones más rápidas, confiar en tus instintos y actuar con firmeza en situaciones de estrés.

Esta agudeza se trasladará a tus actividades e interacciones cotidianas, pues el entrenamiento hace a las personas más disciplinadas y orientadas a objetivos. 

Por eso, así como el mindfulness o la meditación, practicar defensa personal puede ser una herramienta de paz y tranquilidad para la vida actual.

4. Mayor autoestima e independencia

Una persona con la capacidad de defenderse a sí misma es alguien que sabe cómo afrontar sus problemas. Así, las clases de defensa personal para niños y adolescentes pueden ayudarles a desarrollar mayor autoestima y confianza.

Del mismo modo, dominar la autodefensa enseña humildad, respeto, honor e integridad, valores que moldean el carácter de las personas desde una edad temprana.

Por otro lado, los cursos de defensa personal para mujeres fomentan la resiliencia para hacer frente a todo tipo de adversidades. 

Así, las habilidades físicas y técnicas incrementan la seguridad en sí mismas, y aportan la energía y la fuerza necesarias para el empoderamiento y autonomía de la mujer actual.

5. Una red de apoyo extendida

Así como la escuela o los deportes de conjunto, las clases de defensa personal fomentan las relaciones de confianza y apoyo entre compañeras y compañeros de entrenamiento con base en retos, triunfos y experiencias compartidas. 

Esto genera una red de soporte que va más allá de las horas y el lugar de entrenamiento, pues contarás con mentores y colegas que saben lo duro que es practicar defensa personal.

Beneficios de aprender defensa personal

Ahora que sabes para qué sirve la defensa personal y sus características, te sugerimos buscar una academia donde los instructores estén certificados en un sistema concreto y tengan experiencia en técnicas de supervivencia para el mundo real.

United Krav Maga México es la mejor academia para aprender defensa personal en la CDMX pues nos enfocamos en enseñarte a evitar el peligro y proteger tu integridad ante ataques y amenazas. Además, contamos con entrenadores certificados y programas de entrenamiento en situaciones reales de riesgo, con cursos para todos los niveles (niños, mujeres y adultos) y programas de capacitación de cuerpos de seguridad.

Compartir en

¡Recibe tips de defensa personal de forma gratuita

Déjanos tu correo y te enviaremos lo mejor sobre filosofía, entrenamiento y consejos útiles de Krav Maga.

Politica de privacidad >

Artículos relacionados

Cómo proteger tu casa contra robos: 12 formas efectivas de hacerlo

¿Sabías que el año pasado (2023) se registraron más robos a casa habitación durante los meses de abril, julio y agosto en la CDMX?

Ir al artículo

¿Cómo prevenir el robo de auto? Cifras, consejos y trucos para evitar robos

Evita robos y aumenta la seguridad en tu auto con estos consejos. Además, te platicamos cómo puede ayudarte la defensa personal en estas situaciones.

Ir al artículo

Seguridad personal en la ruta: 6 medidas para correr sin riesgos

Correr sin riesgos debe ser una prioridad para cualquiera y un lujo que siempre deben darse. Aquí te compartimos 6 medidas para hacerlo fácilmente.

Ir al artículo

¿Cómo vencer el miedo en 9 pasos? Conoce 5 ejercicios prácticos

El miedo físico puede afectar de diferentes maneras, lo importante es saber canalizarlo, controlarlo y saber enfrentarlo. Te decimos cómo en estos pasos.

Ir al artículo

Gas pimienta: ¿es legal en México en 2024?  

En la actualidad, donde la seguridad personal es una preocupación constante, es fundamental entender las opciones disponibles para la defensa personal, lo que significa considerar el uso de dispositivos como el gas pimienta o el teaser. 

Ir al artículo

Defensa personal contra agresiones sexuales: ¿realmente funciona?

Estudios y evidencias científicas comprueban que las clases de defensa personal para mujeres mejoran su capacidad de resistir y repeler las agresiones sexuales.

Ir al artículo

Cómo identificar a un depredador sexual: conoce sus tácticas y métodos

Aquellos agresores o depredadores sexuales tienen un modus operandi, tácticas y una psicología particular. Además, estos sujetos tienden a elegir a sus víctimas, por lo que aprender a identificarlos te puede ayudar a evitar situaciones de peligro.

Ir al artículo

Stalking: cómo saber si eres víctima de acoso y qué hacer para enfrentarlo

El stalking es un tipo de acoso compulsivo y tóxico que se puede prevenir y enfrentar de forma efectiva con técnicas de seguridad y defensa personal. Entérate.

Ir al artículo

Situaciones que ponen en peligro a los niños: 10 consejos para ayudarlos a navegar por calles inseguras

Descubre los peligros que enfrentan los niños en las calles y cómo protegerlos con 10 consejos esenciales para su seguridad.

Ir al artículo

Cómo ganar una pelea callejera: preparación previa y lo que debes hacer, según el Krav Maga

Enfrentarse a una situación de pelea callejera puede ser aterrador y peligroso, por lo que es importante tener las habilidades y el conocimiento para proteger a quienes te rodean, así como a ti mismo.

Ir al artículo