¿Qué es el Krav Maga? Conoce su historia, características y para qué sirve

Compartir en

Creado en pleno siglo XX, el Krav Maga es uno de los más innovadores sistemas de pelea y defensa personal, reconocido internacionalmente como uno de los más eficaces y prácticos para enfrentar situaciones de riesgo.

¿Qué significa Krav Maga?

El término Krav Maga, tiene una traducción literal del hebreo que significa «combate de contacto.» La palabra «krav» (קרב) en su raíz denota «combate,» mientras que «maga» (מגע) hace referencia a «contacto.

Historia y origen del Krav Maga

Antes de ser considerado un sistema de defensa personal reconocido en todo el mundo, el Krav Maga comenzó en Europa del Este, antes de la Segunda Guerra Mundial (en 1898 aproximadamente), bajo la idea de que la comunidad judía tenía derecho a controlar su destino, un concepto promovido por Max Nordau, cofundador de la Organización Sionista Mundial.

Nordau, quien también era médico en Budapest en ese momento, alentó a los judíos a desarrollar fuerza física y moral a través del entrenamiento y fortalecimiento físico. 

Esta idea marcó el comienzo de la dirección hacia la autodefensa organizada para las comunidades judías, lo que eventualmente condujo al desarrollo del Krav Maga, no sin antes pasar por varias etapas.

La primera la podemos localizar en 1891, cuando los habitantes del territorio que hoy se conoce como Rejovot formaron una milicia y comenzaron a entrenar en combate. Su instrucción estaba basada, principalmente, en disciplinas marciales como el jiu jitsu, la lucha libre y el boxeo. 

Este grupo tuvo influencia en una organización paramilitar que en 1920 se formó bajo el nombre de Haganá, la cual buscaba un sistema eficaz de combate cuerpo a cuerpo. 

Figuras clave de los inmigrantes judíos se involucraron en este proceso, siendo Moshe Feldenkrais el más influyente de todos.

El papel de Moshe Feldenkrais

Moshe Feldenkrais, nació en 1904 en Bielorrusia; adquirió experiencia luchando contra turbas antisemitas en su juventud, y después de emigrar a Palestina en 1918, asistió a clases de jiu jitsu. Al poco tiempo descubrió que estas técnicas eran ineficaces en situaciones reales de combate como las que había experimentado.

Feldenkrais reconoció la importancia de las reacciones instintivas y desarrolló el concepto del «primer movimiento», basado en las respuestas “automáticas” que las personas suelen tener cuando son atacadas. 

Creía que estas reacciones podrían ser reproducidas de manera confiable y se convirtió en la base para su sistema de autodefensa.

El camino hacia el Krav Maga

Feldenkrais y sus compañeros de la Haganá refinaron su sistema durante aproximadamente dos años antes de presentar sus resultados a la dirección de la organización en 1921. 

Feldenkrais recibió financiamiento para crear un manual ilustrado, que se convirtió en la base del Krav Maga, y en 1931, publicó su obra fundamental Jiujitsu y Autodefensa, que describía su método de entrenamiento y el principio del «primer movimiento». 

Cuando la Segunda Guerra Mundial estalló Feldenkrais se vio obligado a refugiarse en Francia, donde conoció a maestros de judo que influyeron significativamente en su enfoque, destacando la importancia de la movilidad y el uso de la energía del agresor contra sí mismo.

En este periodo las autoridades militares británicas solicitaron su colaboración para impartir instrucción de combate desarmado a los soldados británicos en un corto período de tiempo. 

Reconociendo la dificultad de llegar a un gran número de soldados individualmente, Feldenkrais tomó la decisión de redactar un manual ilustrado titulado Combate Práctico sin Armas. En este manual, resaltó la importancia de que las acciones se convirtieran en respuestas espontáneas y automáticas en el cuerpo, capaces de perdurar mucho tiempo después de haberlas aprendido, enfatizando así, el valor fundamental de dichos ejercicios.

Después de los avances pioneros de Moshe Feldenkrais, hubo esfuerzos coordinados de varios visionarios para desarrollar un programa cohesivo y eficiente, destinado a enseñar tácticas de combate cuerpo a cuerpo en las comunidades y asentamientos judíos.

Del Kapap al Krav Maga: la aparición de los sistemas de defensa personal

Hacia finales de la década de 1930, la Haganá había establecido un método de entrenamiento coherente que se conocía como «Kapap» (acrónimo de Krav Panim L’panim, que se traduce como «combate cara a cara»). En sus primeros años, Kapap no constituía un sistema completo, sino una amalgama de disciplinas que incluía acondicionamiento físico riguroso, boxeo, judo, jujutsu, karate, lucha con palos y cuchillos, entrenamiento con armas de fuego y explosivos, comunicaciones por radio, supervivencia en la naturaleza y primeros auxilios en combate, entre otros.

Los personajes clave de esta etapa histórica fueron:

  • Gershon Kofler. Destacó como la figura central en la enseñanza de combate cuerpo a cuerpo dentro de la Haganá y más tarde como el principal instructor del Palmaj, la fuerza de élite de la Haganá. Kofler también publicó manuales de combate que enfatizaban las reacciones humanas fundamentales y la conciencia situacional, siendo su libro Sport Magen, Boxing and Ju-Jitsu (1938) un documento de referencia para los posteriores sistemas de defensa personal.
  • Orde Charles Wingate. Aportó una perspectiva dinámica y ofensiva a la estrategia militar judía en contraposición al enfoque defensivo previo. Wingate, un oficial británico defensor de tácticas no convencionales y de sorpresa, contribuyó significativamente a los métodos de entrenamiento y conceptos de lucha de la Haganá.
  • Maishel Horowitz. Famoso por su enfoque en lecciones de noventa minutos, se centró en el concepto de «reacción inconsciente» de Feldenkrais y en la ejecución simultánea de bloqueos y ataques. También introdujo el «método de enseñanza desglosado», que separaba las técnicas en segmentos, una característica distintiva del Krav Maga.

Hasta la década de 1950, los términos Kapap y Krav Maga se utilizaban indistintamente. Sin embargo, desde la década de 1960, el término Kapap se reservó para describir el método de entrenamiento inicial o se aplicó en ciertas unidades que requerían un entrenamiento más allá del nivel básico de combate cuerpo a cuerpo.

En las décadas posteriores, el sistema de combate Kapap se limitó al uso exclusivo de las unidades de élite de Israel. 

Hoy en día, Kapap (también conocido como «Lotar») y Krav Maga representan dos sistemas de lucha distintos pero estrechamente relacionados, ambos con raíces en el histórico Kapap. 

Para hablar de cómo se pasó del Kapap al Krav Maga y cómo es que este último se distinguió como el mejor sistema de defensa personal, debemos hablar de la figura de Imi Lichtenfeld.

Imi Lichtenfeld y la formalización del Krav Maga

Imi Lichtenfeld, nació en 1910 y creció en Bratislava, que en ese entonces formaba parte de Checoslovaquia (1918-1992). Destacó como un exitoso boxeador, luchador y gimnasta durante finales de la década de 1920, ganando varios campeonatos tanto a nivel nacional como internacional.

En la mitad de la década de 1930, la ciudad de Bratislava fue testigo de la creciente hostilidad de facciones fascistas y antisemitas hacia la comunidad judía. Ante esta situación, Lichtenfeld organizó un grupo compuesto por boxeadores y luchadores para proteger a su comunidad de los crecientes ataques por parte de los seguidores nazis.

Sin embargo, Imi pronto comprendió que la naturaleza de los enfrentamientos callejeros difería considerablemente de las competiciones deportivas. Estos enfrentamientos callejeros solían ser sorpresivos y decidirse en cuestión de segundos, a menudo con consecuencias graves para el perdedor, quien sufría golpes adicionales en la cabeza y el torso.

Esta experiencia llevó a una reevaluación de su enfoque hacia la violencia, enfatizando la rápida neutralización de amenazas y desarrollando habilidades y técnicas que formarían la base del Krav Maga.

En 1940, como muchos judíos que huían de la persecución nazi en toda Europa, Lichtenfeld intentó viajar a Palestina, aunque el barco que abordó se hundió en el sureste del Mar Egeo. 

Fue rescatado por un barco británico en su camino hacia Egipto, donde se unió a la legión checa, bajo mando británico, y participó en operaciones principalmente en Libia. 

Durante este tiempo, Lichtenfeld también se familiarizó con el sistema de combate cuerpo a cuerpo conocido como «Gutter Fighting», que enfatizaba la necesidad de ser implacable y ganar a toda costa.

Finalmente, en 1942, Imi llegó a Palestina, donde se incorporó a la Haganá. Con el tiempo, la Haganá se convirtió en el núcleo de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), donde comenzó a instruir de manera oficial el Krav Maga.

Las FDI oficialmente se formaron en 1948. Imi Lichtenfeld se convirtió entonces en el Instructor Jefe de la Escuela de Fitness de Combate de las FDI, donde desarrolló y perfeccionó su sistema de combate cuerpo a cuerpo durante dos décadas. 

Para lograr que cada soldado adquiriera habilidades de combate efectivas en un tiempo relativamente corto, simplificó su enseñanza y diseñó un sistema adecuado para cualquier soldado.

Algunos de los hitos más importantes que consolidaron posteriormente al Krav Maga fueron:

  • Bajo la dirección de Imi en las FDI, se incorporaron elementos de varias artes marciales tradicionales, como el judo en 1965 y el aikido en la década de 1970, enriqueciendo aún más el sistema.
  • En 1971 se llevó a cabo el primer curso de Krav Maga para civiles bajo su supervisión en el Instituto Wingate de Netanya.
  • En 1976, tras su retiro de las FDI, Imi se enfocó en adaptar y modificar el Krav Maga para las fuerzas policiales y las necesidades civiles. 
  • En 1978 se formó la «Federación de Krav Maga y Defensa Personal» con la colaboración de destacados alumnos de Imi. 
  • A principios de los años 80, los instructores viajaron a Estados Unidos para difundir el Krav Maga. Sin embargo, con el tiempo, surgieron conflictos internos y se crearon diversas organizaciones que enseñaban el Krav Maga. 

¿Qué es el Krav Maga y para qué sirve?

La definición más precisa del Krav Maga es la de un sistema de defensa personal que combina técnicas de diferentes disciplinas, así como fundamentos de artes marciales.

Krav Maga premisas

Las artes marciales son sistemas estructurados y tradiciones de combate que abarcan desde la defensa personal hasta aplicaciones militares y policiales, competencias y el desarrollo físico, mental y espiritual. En este sentido, Krav Maga se ajusta perfectamente a esta descripción.

Sin embargo, su enfoque se centra en la simplicidad de los movimientos y técnicas, así como en el realismo bajo el que se enseñan. En otras palabras, el Krav Maga está especialmente diseñado para la autodefensa.

Asimismo, carece del componente competitivo que suele estar presente en la mayoría de las artes marciales, por lo que no puede ser categorizado como tal, y mucho menos como un deporte de combate. No existe un circuito competitivo de Krav Maga, porque la idea es romper todas las reglas o al menos no seguirlas, ya que el principal objetivo es evitar el enfrentamiento o salir con el menor daño posible de una inevitable confrontación.

Por otra parte, es importante subrayar que el Krav Maga fue concebido como un sistema de defensa personal para desarmar, incapacitar y neutralizar a los adversarios. Aunque contempla el control de la mente y hay una serie de principios disciplinarios que se pueden aplicar a otros aspectos de la vida, el Krav Maga no busca ningún viaje espiritual ni la búsqueda de armonía, contrario a algunas disciplinas orientales.

En resumen: el Krav Maga se posiciona como un arte marcial no deportivo diseñado para enfrentar situaciones de la vida real, instando a los practicantes a neutralizar la amenaza lo más rápidamente posible. 

Características del Krav Maga

El Krav Maga fue diseñado para que su eficacia no dependa de la habilidad física y para que cualquier persona –sin importar su edad o género– pueda defenderse a sí misma o a los demás de todo tipo de ataques: físicos, con armas punzocortantes, con armas de fuego o cualquier otro objeto que pueda infligir daño.

En este sentido, una de las claves del Krav Maga es que no hay técnicas prohibidas. La prioridad principal es garantizar la supervivencia en cualquier enfrentamiento violento, por lo que las técnicas que se enseñan son aquellas que han sido sometidas a rigurosas pruebas en diversas circunstancias, desde escenarios de guerra hasta aplicaciones policiales y, por supuesto, en las calles de numerosas ciudades.

De esta manera podemos encontrar tres principales características del Krav Maga: 

  1. Simplicidad. Las técnicas de Krav Maga son directas y fáciles de aprender, lo que las hace accesibles para personas de todas las edades y niveles de condición física.
  1. Enfoque en la supervivencia. El Krav Maga se centra en la idea de salir ileso de una situación peligrosa, en lugar de ganar un combate prolongado. Esto lo hace altamente efectivo en situaciones de agresión.
  1. Adaptabilidad. El Krav Maga se ha adaptado con el tiempo para abordar amenazas modernas, como ataques con armas de fuego y cuchillos.

Fundamentos del Krav Maga

Existen cuatro fundamentos del Krav Maga que, desde que fue fundado por Imi Lichtenfeld, se han enfatizado en su enseñanza.

  1. No te dejes lesionar. – Aunque el Krav Maga hace énfasis en obtener un alto nivel de eficiencia en defensa personal, los maestros deben enseñar que en una situación de peligro siempre tendrá una considerable probabilidad de lesión, por lo que debes saber cómo absorber posibles ataques, así como a calcular los riesgos implicados. El punto de vista básico de tus acciones debe ser la defensa personal; el Krav Maga enfatiza intensamente el uso de técnicas de defensa.
  2. Sé humilde. – La enseñanza de la disciplina contempla el dominar el ego y controlar tu estado mental, a manera que no te haga fallar durante una confrontación. Para ello, se debe tener una apertura de mente para aceptar la crítica y la enseñanza de otros. 
  3. Consigue balance entre cuerpo y mente. – La mente y el estado físico determina tu habilidad para solucionar una confrontación. Solo haciendo pleno uso de tus capacidades, puedes aprovechar al máximo las ventajas de tu entorno, por ello las técnicas y ataques deben ser aplicados en el momento correcto y en el lugar preciso.
  4. Sé eficiente, de manera que no tengas que matar. – Quien practica Krav Magá debe ser instruido de tal forma que no necesite infligir daño innecesario a su oponente, y al mismo tiempo, ser capaz de concluir el enfrentamiento de forma rápida y eficaz.

Es importante señalar que al igual que su origen (que conoceremos a detalle más adelante), la enseñanza de este sistema puede resultar un tanto cruda para los principiantes, pues su práctica sigue la expresión “si alguien trata de matarte, mátalo primero”, referente a específicas situaciones en las que no tienes otra opción, ya que es el otro o tú.

Técnicas principales del Krav Maga

En el Krav Maga no hay reglas, limitaciones técnicas o restricciones deportivas: se enseña a usar cualquier instrumento u objeto disponible en la cercanía para la defensa y contraataque.

A pesar de esta amplitud, hay principios que hacen al practicante ejercer su fuerza y habilidades de forma adecuada y responsable, los cuales son:

  • Las técnicas del Krav Maga se desarrollan como una extensión de los reflejos naturales del cuerpo. Estas respuestas naturales fueron entonces refinadas, pulidas y dirigidas a satisfacer las necesidades del defensor en situaciones específicas.
  • La defensa y el contraataque son las formas más sencillas y directas posibles, desde cualquier posición inicial, tomando en consideración la seguridad y conveniencia de tu acción.
  • Responde correctamente, de acuerdo con las circunstancias, revisando cuidadosamente la naturaleza de tu respuesta y la fuerza del ataque, con el fin de evitar una lesión innecesaria.
  • Golpea correctamente en algún punto vulnerable, según se necesite para predominar sobre el atacante.
  • El principio subyacente en el entrenamiento es: progresa desde una destreza limitada a una destreza amplia (siempre incorporando el entrenamiento mental), y desde una sola técnica específicamente diseñada hacia toda la acción improvisada, de acuerdo con la situación.

¿Es complicado aprender Krav Maga y en cuánto tiempo se aprende?

En comparación con las disciplinas marciales tradicionales, el Krav Maga se presenta como una opción bastante accesible y sencilla de aprender. 

Su sistema fue concebido con la simplicidad y eficacia en mente. Se fundamenta en reacciones y movimientos inherentes a nuestro ser, por lo que las técnicas están meticulosamente diseñadas para aprovechar estos reflejos naturales. 

Enfocado en reducir los tiempos de reacción y dirigirse directamente a los puntos vulnerables del cuerpo humano, el plan de estudio inicial resulta accesible para la mayoría de las personas. Los fundamentos son simples; sin embargo, como ocurre en la mayoría de las disciplinas, alcanzar la plena competencia requerirá una formación constante.

Con la instrucción adecuada, se pueden adquirir los conceptos fundamentales y más en un período de 6 a 12 meses, lo que te permitirá aplicarlos eficazmente en diversas situaciones. 

Para llegar a un nivel avanzado en el que se trate el uso de armas y la protección de terceros, podría requerir entre 3 y 6 años de dedicación constante.

Si quieres tomar clases de Krav Maga de una forma real y novedosa, te invitamos a conocer más sobre United Krav Maga México. Somos la escuela número 1 en capacitación militar y policiaca en el país, y contamos con diferentes programas que adaptamos para que logres tus objetivos.

No olvides suscribirte a nuestro newsletter para recibir tips, técnicas y buenas prácticas del Krav Maga y defensa personal, así como eventos y noticias de United Krav Maga México.

Compartir en

¡Recibe tips de defensa personal de forma gratuita

Déjanos tu correo y te enviaremos lo mejor sobre filosofía, entrenamiento y consejos útiles de Krav Maga.

Politica de privacidad >

Artículos relacionados

Beneficios psicológicos de las artes marciales: fortalecimiento de autoestima y autoconfianza

Las artes marciales y la práctica de cualquier sistema de defensa personal, como el Krav Maga, es un camino para el desarrollo psicológico y la autoconfianza. 

Ir al artículo

¿Qué grados y cinturones existen en el Krav Maga? 

En Krav Maga, para la clasificación de cinturones y grados, la mayoría de las organizaciones siguen el sistema que fue diseñado originalmente por Imi Lichtenfeld.

Ir al artículo

Principios y filosofía del Krav Maga: tu camino hacia la autodefensa

Junto con la técnica, la filosofía del Krav Maga conforma el sistema de defensa personal más poderoso y efectivo del mundo. Conoce sus principios de doctrina.

Ir al artículo

Krav Maga para niños: por qué enseñar defensa personal a niños y niñas 

El Krav Maga se considera como un entrenamiento para adultos. Sin embargo, con su creciente popularidad, la enseñanza se ha adaptado para niños y adolescentes.

Ir al artículo

Entrenamiento de Krav Maga: mejora tu salud, condición física y confianza

El Krav Maga ha ganado popularidad en todo el mundo debido a sus efectivos y prácticos métodos de autodefensa. Sin embargo, esta disciplina ofrece mucho más que solo habilidades de combate.

Ir al artículo

¿Qué separa al Krav Maga de las artes marciales tradicionales?

Artes marciales mixtas (MMA), boxeo, jiu jitsu, karate, muay thai, kung fu, taekwondo… Descubre qué los hace diferentes en comparación con el Krav Maga.

Ir al artículo

Beneficios del Krav Maga: tu arma secreta de autodefensa

Protege tu vida con el sistema de defensa personal definitivo: Krav Maga. ¡Descubre sus increíbles beneficios!

Ir al artículo

¿Krav Maga no sirve? Conoce 5 razones de su efectividad como sistema de defensa personal

¿El Krav Maga es útil como sistema de defensa personal? Definitivamente SÍ para protegerse de situaciones de riesgo. Aquí te damos 5 razones de su efectividad

Ir al artículo

¿Cómo defenderse de un ataque con cuchillo?

Un ataque con armas punzocortantes puede resultar letal. Por ello el Krav Maga hace énfasis en cómo defenderse de un ataque con cuchillo. 

Ir al artículo